El Pirineo es un destino excepcional durante todo el año, pero las estaciones meteorológicas nos permiten verlo de diferentes maneras dependiendo la época del año en el que lo visitemos.

Los cambios en la climatología afectan a los paisajes, y a los habitantes, ya sean animales o plantas, y produce que estén en una continua evolución. En todas las épocas del año, nos va a sorprender, pero en verano, gracias a una mayor temperatura y a una mayor duración de la luz solar, es quizás la época del año en la que más partido podemos sacarle.

Una climatología más moderada es la ideal para poder realizar un tipo de turismo más activo. Recorrer los senderos, pasear por sus hermosos pueblos, practicar deportes de aventura y de naturaleza tienen en esta época del año su mayor número de practicantes.

Desde Ur Pirineos, en Murillo de Gállego, te proponemos acompañarte en los diferentes deportes de turismo activo que ofrecemos. El aumento de la temperatura calienta las aguas de los ríos pirenaicos, y el río Gállego, a su paso por el Reino de Los Mallos, en la Hoya de Huesca, adquiere unas condiciones perfectas para hacer un descenso de Rafting.

Disfrutar de los rápidos de aguas bravas, los salpicones, y porque no, de darnos un refrescante chapuzón en el río en un caluroso día de verano le gustará a todo tipo de personas, desde los mas grandes a los más pequeños. ¿Para que buscar una piscina artificial si nos podemos dar un baño en un rio vivo, y en un entorno natural impresionante rodeados de naturaleza y de los incomparables Mallos de Riglos?

En Aragón hay varios Ríos en los que se puede realizar la actividad de Rafting, pero ninguno como el Río Gállego tiene la posibilidad de adaptarse a todo tipo de públicos en la época estival. Es en verano cuando más disfrutan las familias de esta actividad, los baños, los saltos al agua y un caudal más moderado hacen posible la realización de la actividad desde edades muy tempranas, realizando alguna adaptación en la seguridad que dejaran a toda la familia con un recuerdo imborrable.

Pero no sólo las familias, los más intrépidos también tienen en verano una época especial para realizar un descenso en barca por las Aguas Bravas. La experiencia de los Guías de Rio que trabajan en Ur Pirineos, unido a un menor caudal, permiten a los monitores “jugar” con los rápidos y obstáculos que nos encontramos durante el descenso, y hacer movimientos y técnicas con la embarcación que con caudales más elevados no se podrían realizar.

Por lo tanto, podemos afirmar, y te invitamos a que lo compruebes, que el Río Gállego es un destino incomparable para hacer un descenso de Rafting en verano. Ya sea que busques aventura, emociones, seguridad, juegos, o simplemente disfrutar de la naturaleza desde dentro, desde Ur Pirineos te estaremos esperando.