Antes de que llegue el invierno, aprovechamos la idílica época otoñal para despedirnos del verano por todo lo alto.

Puedes adentrarte en un barranco haciendo rápel para seguir de un tobogán y saltando a una poza de agua cristalina en la Sierra de Guara. Puedes surcar los rápidos de la parte alta del Gállego a bordo de un Canoraft que ahora nos permite navegar de manera más fácil ya que el caudal es más permisivo.

O también podemos equiparte de arnés y casco y acompañarte a la cima de la Vía Ferrata de Riglos a la cual, llegarás sin mucha dificultad y con la seguridad que tu guía te dará en todo momento (y por supuesto, aprovecha allí esa última foto de perfil vacacional, que se note dónde has estado!).

Antes de que llegue la nieve, os ofrecemos un fin de semana completo con dos y/o tres actividades combinando rio y montaña y disfrutando de la tranquilidad que encontramos ahora tras el ajetreo de la época estival.

No hay nada como despedir el verano viviendo una última aventura y aprovechando los rayos de sol que todavía calientan y nos permiten darnos ese último chapuzón para recibir el frío con las “pilas bien cargadas”.