El kayak y la canoa son dos tipos de embarcaciones que nos permiten navegar en agua tranquila y en aguas bravas, pero son diferentes entre sí.

El interior del kayak es hueco y vamos metidos dentro de él cerrando la apertura con un cubre-bañeras. En caso de volcar, necesitamos conocer la técnica de esquiimotaje (como darse la vuelta) o tendremos que salir de su interior y nadar hasta la orilla para poder volver a subirnos en él. Es una embarcación inestable que requiere una cierta técnica para poder afrontar los rápidos sin vuelcos!!!  El kayak es una embarcación individual, un kayak de dos se llama “topoduo”. Haciendo kayak en el rio se practica piragüismo de aguas bravas. Es la gran pasión de la mayoría de nuestros guías que descubren el mundo y sus ríos a bordo de sus kayaks.

 

Kayak en Galicia
Kayak en aguas bravas

En cambio para navegar en canoa, vamos subidos encima de ella y si volcamos es muy fácil darle la vuelta y volver a subir. La canoa además es una embarcación más estable y por lo tanto, es mucho más sencillo descender el río, no necesita grandes conocimientos previos y nos permite disfrutar del río y de la actividad de aguas bravas. Como primera experiencia, es mucho más dinámica.

Las canoas son normalmente de dos personas y son rígidas. Disponemos de canoa individual o “kayak abierto” y de embarcaciones hinchables más estables que nos permiten realizar tramos de más dificultad (el Canoraft de dos plazas o el Open-Kayak de una plaza).

 

Canoa

Con el kayak se tiene una sensación de gran contacto con el agua, es muy intenso y requiere un aprendizaje progresivo para poder disfrutar de él. Proponemos cursos para todos niveles. Para hacer Canoa, Canoraft o Open Kayak no es necesaria una formación previa y según caudales y nuestra preferencia, descenderemos tramos del río más o menos exigentes.

open kayak
canoraft