Candanchu y Astún son estaciones de esquí del pirineo Aragonés, con una gran historia a sus espaldas. Candanchu se considera la primera estación española, fundada en 1928 y Astún, que se encuentra a tan solo 6 km de distancia, tiene mas de 40 años de Historia.

Entre las dos estaciones, cuentan con más de 100 km esquiables de pistas, y famosas zonas de free ride. Es un destino invernal de los más famosos en España, y su proximidad a grandes localidades, como Jaca, hace que los recursos turísticos se multipliquen.

Pero no solo tienen el esquí como referente turístico, la oferta se complementa con innumerables opciones fuera de la temporada invernal. La gran capacidad Hotelera y en servicios de la zona, un enclave de montaña idílico dentro del pirineo Aragonés, y una ubicación con fáciles accesos, hacen que Candanchú y Astún sean un referente turístico durante todas las épocas del año.

Son muchas las opciones que ofrecen, además de las específicas del esquí alpino, sobre todo en turismo activo. El senderismo, con innumerables y emblemáticas rutas que se pueden adaptar para todos los gustos, el ciclismo de montaña o BTT, con famosas rutas por la zona, la escalada, el descenso de barrancos, y por supuesto, el Rafting, son varias de las opciones que nos ofrece este territorio.

Y precisamente del Rafting cerca de Astún y Candanchu es de lo que os queríamos hablar en este artículo. Los Mallos de Riglos en la Hoya de Huesca, se encuentran a una hora escasa en coche, y por buenas carreteras, de las pistas. Y es ahí, en concreto en Murillo de Gállego, donde se encuentra una de las mejores zonas de España para la práctica de los deportes de Aguas Bravas: El Rio Gállego

Desde Ur Pirineos, ofrecemos a todas las personas que visiten las estaciones de Astún y Candanchu, la posibilidad de realizar una actividad de Rafting, que se puede adaptar a todo tipo de perfiles, desde bajadas más tranquilas, para familias con niños más pequeños, hasta adultos con ganas de auténticas aventuras.

Las instalaciones de Ur Pirineos, están abiertas desde principios de marzo, hasta mitades de octubre, por lo que en ocasiones, se puede compaginar días de esquí con otros días de deportes de aventura. En marzo y los demás meses de la primavera, encontraremos, normalmente, los caudales más fuertes del río dado que el Río Gállego recoge las aguas del deshielo de las montañas pirenaicas. En estas fechas y con esos caudales más fuertes, es cuando aconsejamos la actividad para las personas más activas, y con más ganas de emociones fuertes. En verano y otoño, sin embargo, el rio baja su caudal y el clima suele ser más cálido, por lo que invita a las familias a probar los descensos de Rafting por las aguas bravas del Gállego, y a disfrutar a pequeños y grandes de una refrescante y emocionante actividad.

Por todo esto, a todas las personas que visitéis Candanchú y Astún, os recomendamos hacer una parada en Ur Pirineos, en la Hoya de Huesca, para practicar un descenso de Rafting, que no dejará a nadie indiferente y que hará que queráis repetir.